No más poros abiertos

Illustration


Nuestros poros son responsables de que la piel transpire y que el sebo llegue hasta la capa externa de la piel hidratándonos naturalmente.
Cuando tenemos exceso de sebo se pueden obstruir dichos poros haciendo que se abran más de la cuenta trayendo como consecuencia una piel propensa a episodios de acné.
¿Pero qué podemos hacer?
Exfolia tu rostro una vez por semana.
Lava perfectamente tu piel día y noche.
Huméctala con cremas que no añadan grasa a tu piel.
Y obviamente consulta a tu dermatólogo de preferencia.

En Laboratorio Profesional Bioethik te recomendamos:
Gel Dermo Limpiador, que además de limpiar no irritará ni resecará tu piel.Loción Micelar Mineralizada, purificará nuestra piel y la liberará de impurezas.Hidragel Matificante, además de humectar la piel reducirá el brillo todo el día.